Nuestras materias primas

Nuestras materias primas

En La espiral cuidamos con detalle cada uno de nuestros ingredientes, y buscamos en el mercado las mejores opciones que se ofertan para así poder ofrecer a nuestros clientes la garantía de estar consumiendo productos de gran calidad: harina integral de espelta,  de kamut, de centeno, y algunas sin gluten como la de trigo sarraceno o la de maíz, semillas, frutos secos, leches vegetales, agua mineral, aceites de primera presión en frío, espesantes y endulzantes naturales.

Hemos optado por la harina integral de espelta y no utilizamos harina de trigo convencional. El motivo es que este último conserva pocas de sus características originales, puesto que en el transcurso de los años ha sido sometido a múltiples manipulaciones y transformaciones que han dado como resultado un tipo de proteína en este grano que el cuerpo humano ya no es capaz de reconocer. Además, el exceso de productos químicos que se emplean en su cultivo y el predominio de este tipo de cereal en detrimento de otros, están produciendo en los últimos años una auténtica “plaga” social de intolerantes y alérgicos al gluten.

La espelta, por su parte, es una de las variedades de trigo más antiguas que se conocen y más nutritivo y digestivo que el trigo normal. A pesar de contener gluten, produce menos intolerancias que el convencional, ya que sus características ancestrales nos han llegado intactas. Es un alimento muy energético, compuesto principalmente por hidratos de carbono, con un aporte proteico superior al del trigo normal y un escaso contenido lipídico. Rico en vitaminas del grupo B, especialmente la B1 o tiamina y la B2 o riboflavina, así como en minerales como el cinc, el potasio y el magnesio.

En cuanto a los endulzantes, utilizamos los más saludables y recomendables que nos ofrece la naturaleza, aunque hay que recordar que no debemos abusar de ellos, y que dependiendo de nuestro estado de salud, podremos incluirlos con más o menos frecuencia en nuestra dieta.

A la hora de elegirlos es importante tener en cuenta dos factores: su proceso de elaboración y la velocidad de absorción de sus azúcares por el torrente sanguíneo. No olvidemos que el mantener estables los niveles de glucosa en sangre (80 gr./dl) es esencial para el equilibrio y buen funcionamiento de nuestro organismo.

En base a los criterios anteriores y buscando siempre la mejor calidad, MacroDulces utiliza principalmente las melazas de cereales, el amasake, el concentrado de manzana, los zumos de frutas, las frutas frescas y secas y las verduras.

Las melazas se obtienen  por un proceso de fermentación natural realizado con cebada germinada a partir del cereal integral cocido, lo que permite que conserven los minerales procedentes del grano y aportando propiedades enzimáticas. Hay deliciosas melazas de arroz, mijo, cebada, quinoa, trigo, siendo la de arroz la más equilibrada a nivel energético. Tonifican el bazo, ayudan a la digestión, nutren, fluidifican y lubrican el organismo.

El amasake, resultado de la fermentación natural del arroz  principalmente, el mijo o la avena, resulta muy energético y de los más adecuados en caso de diabetes.

Otras de las joyas que podéis encontrar en nuestra repostería son el kuzu y el agar agar. Ambos ricos en fibra, lo cual hace que disminuya la absorción intestinal tanto del colesterol como de la glucosa.

El kuzú es un almidón extraído de las raíces de una planta llamada Puerario lobata, que crece desde gran profundidad y tiene una fuerza energética muy poderosa. Desde hace 2500 años se ha utilizado y estudiado en la Medicina Tradicional China por sus múltiples aplicaciones terapéuticas y medicinales: regula la digestión, fortalece, desinflama y mejora el funcionamiento y la condición de los intestinos, contiene gran cantidad de minerales, alcaliniza el organismo, mejora la circulación, los problemas respiratorios, reduce la fiebre y los cuadros gripales, descarga el hígado, incrementa la vitalidad y ayuda en cuadros de pérdida de memoria, depresión o alzheimer.

El agar agar por su parte, es un alga muy nutritiva y especialmente refrescante y rica en calcio. Al igual que el resto de verduras del mar, resulta una forma idea de tomar minerales. Su alto contenido en fibra le confiere sus propiedades depurativas y laxantes, ya que ayuda a eliminar residuos del estómago y del intestino. Además la hace muy recomendable a la hora de elaborar postres para diabéticos, debido a que ralentiza la entrada de glucosa en sangre. También es efectiva para dietas de adelgazamiento, por su poder saciante y su aporte bajo en calorías.

Y a la hora de cocinarlos, el fuego a gas y el horno son nuestros aliados. MacroDulces no utiliza ni microondas ni congela sus productos, lo que aparte de dañar las propiedades y la estructura del alimento, anularía prácticamente su aporte energético.

Así es como La espiral te garantiza una repostería totalmente artesanal, casera, fresca, saludable, nutritiva y energética.

Pero, sin duda, nuestros mejores ingredientes y el toque final para que nuestros dulces resulten exquisitos e irresistibles son la energía y el cariño con los que los elaboramos.

¡Esperamos que os gusten!